sábado, 7 de noviembre de 2009

Enrique Seoane Ros

"Enrique Seoane Ros"


Análisis: Arq. Jorge Villavisencio Ordóñez


El arquitecto Enrique Seoane Ros, nació en la ciudad de Lima en el año de 1915, e hijo de don Buenaventura Seoane García, destacado diplomático y político en los tiempos del Presidente del Perú Augusto B. Leguia, y doña Rosario Ros, inicio sus estudios en el Colegio de la Inmaculada, de los padres jesuitas, desde pequeño tubo mucho interés por el dibujo y el arte.
Seoane en su infancia y juventud y al ver vivido en el centro de Lima, debió apreciar las obras del arquitecto polaco Ricardo de Jaxa Malachoswki. Por esa misma época, y quizás bajo los movimientos mexicanos de inicios del siglo XX, se da en el Perú una reivindicación de temas autóctonos en el mundo de la pintura y la escultura con la corriente indigenista, de las que son importantes representantes como José Sabogal, Camino Brent, Jorge Vinatea Reynoso y Julia Codesido.
Esta recuperación de lo indígena como fuente de inspiración tiene su correlato, en las propuestas de una “arquitectura peruana” que tendrá distintas versiones y motivaciones, pero siempre basada en lo local como fuente de referencia. (1)
También en 1920 llega a Lima el español escultor Manuel Piqueras Cotoli, quien propone una arquitectura con diseños que conjuguen los motivos prehispánicos y coloniales.

(1) Revista “El Arquitecto Peruano” Editado por Arq. Fernando Belaunde Terry (1942)

El neocolonial, es otra vertiente una tanto menos académica y más pintoresquista, se relaciona en sus orígenes con las influencias de la arquitectura californiana basaba en lo denominado “Misión Style” norteamericano y tendría su primera manifestación en la Casa Fari de 1911, proyectada por Rafael Marquina cerca Chosica.
En este ambiente y cambios, de gestación de una arquitectura de raices peruanas, y con la posibilidad de conocer las riquezas de otras ciudades como Ayacucho y Arequipa, en el que crece y desenvuelve su infancia y primera juventud Enrique Seoane Ros.

En 1934, ingresa a la Escuela Nacional de Ingenieros, cuando era director el Ing. Enrique Laroza. En 1938 concluye sus estudios en la especialidad de arquitectura donde se obtenía él titulo de Arquitecto-Constructor. Seoane se distinguió siempre como, destacado estudiante por su destreza en el dibujo, su conocimiento de los estilos, dominio de la composición y habilidad en el diseño.

En 1937 Seoane inicia sus practicas pré-profesionales en la oficina Guillermo Payet, donde estará hasta el año siguiente, cuando pasa a trabajar con los arquitectos Álvarez Calderón y Emilio Hart-Terre, con ellos participo en diversas residencia y en los concursos de los Hoteles de Cuzco y Arequipa, ambos de estilo neocolonial, que también dominaban los socios de la oficina y en que Seoane supo también trabajar con destreza y comodidad.
En julio de 1939, a medio año de haber egresado de la Escuela de Ingenieros, y con 24 años de edad, ingreso a trabajar en a la firma GRAMOVIL, donde permaneció durante cinco años.
Si bien Seoane habría que demostrar ser un destacado arquitecto del neocolonial, sistema que dominará y en el que desenvolverá cómodamente en los años cuarenta, antes de pasar a propuestas más modernas igualmente destacable, llama la atención ver sus dos primeros proyectos arquitectónicos como el Hotel de La Punta (1940), y la Fabrica de la Nestlé (1941), que están dentro de la corriente estilística geométrica y funcional apartada de toda alusión al lenguaje clásico de la arquitectura, que demuestra su versatilidad en el dominio de diversos lenguajes arquitectónicos y de otra parte las propuestas que recurren a inspiraciones diversas y aún aparente contrapuestas, como de las composiciones académicas desprovistas de ornamentación clásica que eran ejemplos, así Seoene Ros permite pensar en una arquitectura que asume valores de distintas forma, y crea una nueva propuesta una arquitectura mas contemporánea y de raices locales.
Ya en ese momento el arquitecto Enrique Seoane Ros, que en la “arquitectura con los motivos prehispánicos y coloniales no eran elementos a ser directamente copiados y aplicados en las modernas edificaciones, sino que son elementos de un lenguaje especifico que pueden ser hábilmente recreados en clave contemporánea, generando una propuesta arquitectónica novedosa, decidida y original”.
Seoane se nutre de las amplias riquezas de formas en el legado arquitectónico del Perú, todo esto es para encontrar los elementos que podían expresar una nueva propuesta creadora, una arquitectura con identidad formal local mas allá de toda intención.
Como es le caso de algunas de sus portadas (Edificio “Compañía de Seguros La Nacional” que haremos su descripción mas adelante) con novedosas proporciones y donde incorpora en el entablamento “elementos rectilíneos muy sutiles que permitían evocar una influencia del lenguaje prehispánico”

Seoane fue un diseñador de gran talento, muy intuitivo, que no se preocupó de participar en los grupos teóricos de la época, como, por ejemplo de “La Agrupación Espacio” (1946-1954) (2)
También considero de suma importancia en la realización de este trabajo de estar “determinadamente de acuerdo” con lo dicho por José Bentín Diez Canseco en la Introducción de su libro: “Enrique Seoane Ros – Una Búsqueda de la Raices Peruanas”, donde dijo: “También influyó en mi, el hecho conocido de que la obra de Seoane había sido subvaluada en la época y era de menester corregir este error. A diferencia de otros países latinoamericanos, tenemos la mala costumbre de olvidar y no hacer justicia a nuestros mayores que supieron aportar en su momento soluciones arquitectónicas y urbanísticas que es necesario difundir entre las nuevas generaciones” (3)
Para mí persona, es fundamental que en la historia de la arquitectura peruana, es de mucha valentía “corregir errores y hacer justicia” a determinados deslices que se producen, asimismo, poder decir o escribir más en cada día la historia de nuestros arquitectos peruanos, así como hacer su difusión.

(2) GUTIERREZ, Ramón, (coordinador) “Arquitectura Latinoamericana en el Siglo XX”
Ed. Epígrafe, original Editoriale Jaca Book, S.p.A., Milan, Italia (1996)
(3) BENTÍN, Diez Canseco José, “Enrique Seoane Ros – Una Búsqueda de la Raices Peruana”
Ed. Índice Editores Asociados S.A., Arquitectos Peruanos, Vol. I Lima (1989)


El arquitecto Enrique Seoane Ros, realizo varios proyectos arquitectónicos entre ellos son: Edificio Rizo Patrón (1939-1940), el conjunto del Banco Wiese (1940-1941) donde detallaremos su obra, las seis casas Berckemeyer (1941), las Casas Montero (1941-1943), la Iglesia de Ancón de estilo neocolonial (1944), la Casa Luza (1945), el local de La Sociedad de arquitectos (1945), el Edificio Wilson (1945-1946), La Fénix (1945-1948), el Edificio La Nacional (1947-1948), como también el Ministerio de Educación (1951-1956), estas dos ultimas obras haremos la aproximación critica.

El Edificio “La Nacional”, fue construida en 1947 y concluida en 1948, cuyo nombre es Edificio Compañía de Seguros La Nacional, el área de construcción es de 16.460 m2, y esta ubicada entre las avenidas Camaná y Emancipación, en el proyecto original de su arquitectura considera en la parte inferior (primer piso) comercio, notase como las columnas que dan sustentación al edificio están fuera de plomo en relación con los otros pisos permitiendo un mejor diseño en los pisos superiores, estos están destinados a oficinas y departamentos para vivienda.
En su detalle encontramos la entrada principal de la compañía una gran portada de estilo neocolonial, como de hall de ingreso de doble altura dando acceso a las oficinas, y con un mezanine y balcón que dan un aspecto muy sobrio de buen estilo, también existe un elevador que dan acceso a las oficinas de los pavimentos superiores. Entre el primer y segundo piso en su fachada existe una cornisa, que hace la división entre estos pisos, también en los últimos dos pisos nuevamente hace un retiro, otorgándole la preocupación de una volumetría arquitectónica.
También notase que en la fachada que da hacia la avenida Emancipación tiene el nombre del Edificio indicando de quien es el propietario, la “Cia. de Seguros La Nacional”.

Debemos decir que este edificio se encuentra bien logrado en su arquitectura, dando un aspecto de sobriedad, como también de sus detalles laterales dando la idea de la preocupación de la fachada en la colocación de elementos verticales decorativos de bloques en vidrio, también quería resaltar sus portadas muy bellas y originales, con cierta imponencia.
Podemos decir que el Edificio La Nacional es considerado de una arquitectura moderna para su época.




Nota: "Edificio La Nacional" (1947-1948) - Lima Fotos: Arq. Jorge Villavisencio (2007)

El Edificio del “Ministerio de Educación”, se da inicio la obra en el año de 1951, y es concluida en el año de 1956, siendo su área de construcción de 40.000 m2. Antes de dar inicio a la aproximación de la descripción y critica del edificio queríamos resaltar que el anteproyecto de arquitectura se dio inicio en el año de 1947, y por diversos problemas de orden administrativo en la cantidad de metros cuadrados y en la definición de la cantidad de pisos, ya que en el anteproyecto tenia 19 pisos y el proyecto de arquitectura concretiza la cantidad de 21 pisos.
Seoane Ros, en la construcción del edificio realiza la dirección técnica arquitectónica, donde surgen algunas modificaciones por solicitud del Estado, o por que Seoane encuentra mejores soluciones en su arquitectura.
La forma curva del edificio, entrega a las fachadas un aspecto de plasticidad y de movimiento, en la entrada principal se encuentra entre la avenida Abancay y calle Apurimac, y en la parte interior de hall principal de entrada este de gran imponencia, con una perspectiva muy interesante así constituyen espacios a los halles laterales que dan acceso al edificio a través de elevadores (cabe resaltar que en los edificios de gran altura sin el elevador seria imposible su realización, lo que determina en la historia de la arquitectura como edificios modernos), en este gran hall de ingreso existen pinturas en sus murales de pintores peruanos, con colorido muy especial.
También en sus fachadas existen interesantes piezas cerámicas colocadas de forma minuciosa, estos trabajos dan la impresión de los que fue las culturas prehíspanicas.





Nota: "Ministerio de Educación" (1951-1956) - Lima Foto: Arq. Jorge Villavsiencio

El Edificio “Wiese”, esta ubicado en la esquina de la avenida y el jirón Lampa, esta obra fue construida parcialmente y esta destinado para el comercio y oficinas que datan entre los años de 1957 y 1965.
El Banco Wiese esta en conjunto con el Colegio Santa Maria, y encuentra una armonía entre la arquitectura moderna y antigua, edificio muy interesante y muy logrado para su época, destaca en su arquitectura los muros cortinas que están ligeramente inclinados, como de las portadas bellas, con una estética muy trabajada, que entregan a sus accesos de una forma imponente.
(ver fotografias pg. 1, 2 y 3)

Para el arquitecto Enrique Seoane Ros, en la obra del Ministerio de Educación es el punto más importante como arquitecto, y refleja toda su preocupación con la arquitectura, con características de cómo se debe conjugar lo moderno con el rescate de lo autóctono del rigor del estudio de la “forma y función”. También Seoane obtuvo en sus proyectos arquitectónicos una forma muy singular de lo que seria una arquitectura con ideas de orígenes neoperuanas (neo colonial) y latinoamericanas.
E reservado estas palabras finales para el Arquitecto Seoane (arquitecto peruano), tengo un sentimiento de alegría al haber investigado este arquitecto, y de haber leído de lo que Bentin dijo en su libro “Una Búsqueda a las Raices Peruanas”, sobre Seoane “en rectificar sus errores” (de lo que había escrito Bentin) de decir ampliamente de que Seoane buscaba una identidad neoperuana, de raices coloniales, en mi opinión uno de los grandes arquitectos peruanos, que supo en su momento dar de sí, para una búsqueda del nuevo pensamiento, apresar de su aislamiento de no pertenecer al “Agrupamiento Espacio”, pero también debo resaltar la poca bibliografía de este arquitecto, que me llevo a conocer algunas de sus obras “in situó”, a mi parece que es sumamente necesario e importante realizar más investigaciones sobre el arquitecto Enrique Seoane Ros, quizás ahí este la formula de hacer conocer más de la arquitectura peruana y por lo tanto de la preocupación con búsqueda de una “identidad de raices de la arquitectura peruana”.

Lima, Noviembre de 2007.

3 comentarios:

  1. oia en uno d mis cursos hablar el dia de hoy sobre seoane y a mi parecer hubiera sido agradable que se construya el espejo de el ministerio de educacion q abriria a la av. abancay en ese entonces...en fin es agradable conocer al arquitectura peruana

    ResponderEliminar
  2. El arquitecto Seoane buscaba algo más de hacer arquitectura, intergración social e cultural.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Arquitecto:
    Muchas gracias a nombre de mis hermanos, parientes y míos por su artículo sobre mi padre. Claro que no cabe dentro del arte de la arquitectura, pero déjeme sumar a todo lo que usted escribe, que fue un amoroso y simpátiquisimo padre.
    Saludos especiales,
    Jorge Enrique Seoane Morla

    ResponderEliminar